27 dic. 2011

El por qué de la Ventana de Filomena...

Vivimos rodeados de objetos, de utensilios, de inventos que hacen nuestras vidas más fáciles y a los que, a fuerza de costumbre, dejamos de prestar atención; sin embargo, no por ello carecen de importancia: hubo alguien tiempo atrás (años, siglos, ¡quizá milenios!), que apreció una necesidad y dedicó su tiempo a estudiar, experimentar e inventar "algo" para cubrirla. ¿Se han parado a pensar qué sería de nosotros sin esas "cosas"? 

Por lo que a mí respecta, la ventana es uno de esos inventos fascinantes. No sé de cuando data ni el nombre de su creador o creadora, tampoco sabría si catalogarla como objeto, cosa o artefacto, pero para mí tiene una innegable valía, es bastante más que un hueco en la pared, es mucho más que una abertura que nos brinda luz y ventilación; es un trampolín hacia la imaginación...


Queda abierta mi ventana para todo aquel que quiera asomarse a mirar. Nos vemos.


2 comentarios:

  1. Filomena,yo quiero mirar por tu ventana,se que me va a fascinar...mil besos y animo!

    ResponderEliminar
  2. Yo también quiero mirar por esa ventana. Sentir esa dualidad que casi todos tenemos, ante el mundo consumista en el que vivimos, tenemos una consciencia individual que a veces nos hace sentirnos culpables por la forma en que vivimos y derrochamos en este nuestro maravilloso 1º mundo en el que hemos tenido la suerte de nacer. Pero por otra parte nuestra consciencia colectiva nos obliga a vivir, muchas veces, incluso por encima de nuestras posibilidades, en un mundo consumista, donde como poco, hay que aparentar y a ser posible tener más que los demás, nos cueste lo que nos cueste. Ah! y no te preocupes que tu nariz es muy especial y te hace única y diferente y un vestido de Jesús del pozo te haría estar mas "mona" pero no más elegante, porque la elegancia está en la persona, no en el vestido que se lleve puesto....

    ResponderEliminar